Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Carta del párroco’

Braveheart

Este viernes empieza julio. Miles de personas se confabularán contra la crisis y, como quien respira profundamente antes de saltar a la piscina desde el trampolín, se irán de vacaciones. Pero además, julio comienza este año festejando una fiesta católica tradicional: el viernes del Sagrado Corazón de Jesús. Encuentro un mensaje subliminal en esta coincidencia: descansa de verdad en tus vacaciones; recuesta tu cabeza y tus preocupaciones en un pecho que late loco de amor por ti: el de Jesús. (más…)

Read Full Post »

El móvil de los hechos

Érase una vez un teléfono móvil que se lanzó a hacer el Camino de Santiago en el bolsillo de un peregrino. No tenía nombre, pero le gustaba que le llamasen Nok, porque, según él todo emisor y todo receptor necesitan saber de dónde vienen y a dónde van. Nok era un móvil tremendamente inquieto, de esos a los que le entusiasma vibrar, para avisar a su dueño con noticias frescas. (más…)

Read Full Post »

Los nervios de Faustino

Érase una vez un estudiante de 2º de Bac llamado Faustino. Los nervios se habían adueñado de su personalidad. Temblaba con una sospecha que le amargaba la vida: ¿por qué ahora preguntan sólo los ríos de la península? ¿Por qué las tan chupadas capitales de provincia? ¿Ou a colocación do pronome átono na frase, que temos trillado en lingua galega? O el típico comentario de textos “el pepino y la Merkel”… Había truco. Seguro. A él le iba a tocar la criba. (más…)

Read Full Post »

Facundo y Pepito

Érase una vez un papá llamado Facundo, que tenía un hijo hiperactivo que valía por tres, pongamos que “Pepito” de unos 10 años… cada uno de los tres. Facundo, estaba convencido que, después de gran parte de su vida viendo la televisión, escuchando la radio y ojeando algún periódico, poseía suficiente formación para ejercer como papá y enfrentarse a la vida. Se había propuesto desde el primer momento, entablar un sano diálogo con su hijo Pepito. (más…)

Read Full Post »

El polizonte

Érase una vez un polizonte a bordo de la nave espacial Endeavour, que abastecía, en su último vuelo, a la Estación Espacial Internacional. En un pequeño hueco se escondía Shasha, ruso corpulento, casi obligado al contorsionismo por las reducidas dimensiones del habitáculo. Telefónica le había despedido y buscaba venganza allí, en el espacio, cerca de los satélites de la compañía. (más…)

Read Full Post »

Antisistema

Érase una vez un chaval joven llamado Juan. Desde Chiquitín había escuchado lo importante que era la democracia. Pero ahora estaba indeciso. ¿Debería abstenerse de votar, como quien no come carne un viernes de cuaresma? O mejor, ¿debía entrar el domingo en su cabina electoral correspondiente, atiborrada de papeletas y salir como un nuevo supermán tras la cortina y encestar en la urna? (más…)

Read Full Post »

Iceman

Esta es una historia del Camino de Santiago. Supongo que no soy nada original al contarla. Afortunadamente creo que existen millones de historias edificantes “on the Road”, cuando uno se encamina al Apóstol. Pero tiene mucho que ver con dos elementos de mi épica personal desde que era un crío: Irlanda y un cuerpo del Ejército. (más…)

Read Full Post »

Temblor de tierra

Érase / una vez / un planeta triste y oscuro/ y la luz / al nacer / descubrió / un bonito mundo de color… Así nos cantaba Parchís el origen del globo terráqueo y muchos lo aprendimos junto a aquel reloj y a aquel señor mayor vestido con una gigante barba blanca.

El caso es que el planeta tembló en Murcia esta semana. Ya lo había hecho con fuerza para los japoneses, tan acostumbrados a terremotos, que sus ojos asustados conservan la forma de una galleta María, pero de canto. “No te enfades, hogar azul, te cuidaremos”. Pero la Madre Tierra no entiende de piropos ni pelotilleos, y nos ruega que comprendamos sus biorritmos. (más…)

Read Full Post »

Érase

Érase una vez una chica que se casó con un príncipe. Érase el asunto cosa de ingleses, de quienes decimos que son raros; tanto, como nosotros para ellos. Érase un país riquiño y de solera, con quien me gustaría compartir credo. Érase Enrique VIII que lo impidió, entre otras cosas, por un amor desordenado a unas faldas que no eran escocesas. (más…)

Read Full Post »

Desde el rincón

Hola, ¿qué tal? Escribo desde mi rincón. Sin que nadie se entere. En privado, nunca en público. Disculpen las molestias. No quepo en la sociedad. Acepto la cuarentena porque estoy “enfermo”: tengo fe. No sabía que podía llegar a ser tan importante para que los laicistas se fijasen en mí. No quieren procesiones, ni crucifijos, ni Capillas en la universidad, ni visitas del Papa, ni…, ni…, ní… Para lo mío no hay vacuna. Creo en Dios del mismo modo que compro el pan o leo el periódico. No me hago ningún problema. ¡Sé que es grave! Pido ayuda desesperadamente. (más…)

Read Full Post »

El obispo y el coronel

Había una vez un antiguo soldado de la “patrie”, llamado André Pignon. La Legión francesa había sido su casa hasta ahora. No se consideraba Lawrence de Arabia, pero le había tocado tragar mucha arena en los desiertos africanos. Con los 50 recién cumplidos y el rango de coronel, una empresa Libia de seguridad lo había contratado. Su nueva misión consistía en escoltar aGiovanni Martinelli Obispo de Trípoli. (más…)

Read Full Post »

Las cosas de Sofía

Había una vez un apacible patio verde rodeado de casas, de esos que quedaron olvidados por alcaldes y constructores, en el corazón de la ciudad. Allí se iba a jugar Sofía cada tarde después de hacer los deberes. A Sofía le encantaban los pájaros. A los que venían al patio les puso nombre: El Cuco, El Faisán y el Sortu. El Torrente, el Iniesta…Nombres que escuchaba en las sobremesas de su casa… Piu, piu, cu-cu… (más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »